lunes, 3 de noviembre de 2014

Casi salvaje





Creo que las gotas de rocío se posaron con demasiada delicadeza
en aquellas hojas con la intención de sorprenderme.
Tenían un brillo especial que hizo que el ambiente 
de domingo en aquel parque se volviese
casi salvaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario