sábado, 9 de enero de 2016

The Forgotten











Son las que esperan bajo las luces de los faros,
con sal en los labios,
y manteniendo la esperanza.

Si al menos pudiesen ser sirenas,
el ruido de las olas sería menos insoportable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario